COLUMNASLa Opinión

Opinión| Violencia de género en ayuntamiento de Pachuca

230 Vistas

Gloria Virginia Davenport*

SemMéxico/SPRINFORMA, Pachuca, Hidalgo, 12 de agosto, 2022.- La cultura priista del desprecio a las mujeres y de la violencia de género que había sido la marca registrada de la gestión de Alejandro “Alito” Moreno, escenifican un nuevo escándalo, pero ahora en Pachuca, donde un regidor priista ha sido denunciado por violencia de género, luego de amenazar y humillar a la Coordinadora de Atención a Grupos Prioritarios y Diversidad Sexual del Ayuntamiento.

En medio de reclamos de colectivas feministas y de activistas LGBTTTI, de denuncias levantadas por la funcionaria Írazú Escobar contra el regidor César Ramírez Nieto, se contó con el apoyo de la diputada federal Salma Luevano Luna, y a pesar de que hay cobertura periodística; el alcalde priista Sergio Baños Rubio dice no estar enterado del caso. En lo que se interpreta como aquel salinismo “Ni los veo ni los oigo” versión burócrata misógina.

Las primeras denuncias de la funcionaria Irazú Escobar levantadas ante la Comisión Estatal de los Derechos Humanos y la Fiscalía Especializada en Delitos Electorales se sustentan en represalias aplicadas en su contra del regidor Nieto, toda vez que ella le señaló una serie de irregularidades dentro de un supuesto reglamento para la diversidad sexual.

Este reglamento tenía graves inconsistencias conceptuales, además de beneficiar con participación solo a colectivos con alianzas, intereses o amistades con el regidor y el alcalde priistas.

Según la funcionaria denunciante tras hacer las observaciones y recomendaciones de abrir e incluir el reglamento a toda la sociedad LGBTTTI de Pachuca, Ramírez Nieto, usando su jerarquía, respondió humillándola en público y exigiéndole que le presentará por escrito una disculpa, misma que él tenía que aprobar para que después ella la hiciera pública.

El incidente ha ido creciendo, al grado de que la diputada federal Salma Luevano Luna, viajó hasta Pachuca para hacer público su apoyo a la denunciante en rueda de prensa, en tanto que la Comisión de Diversidad de la Cámara de Diputados tomó cuenta de las denuncias para darle seguimiento.

“El regidor me quiso obligar a redactarle una disculpa, que se la enviara, y después de que él la aprobara, yo la tendría que hacer pública, pidiéndole perdón por cuestionarlo”: explico la funcionaria acompañada por la diputada federal Luevano  Luna y colectivas feministas.

Cabe señalar que el regidor priista ya anteriormente había sido denunciado por violencia de género contra otra mujer, en este caso a una compañera de una organización juvenil, a la que él, intentó controlar incluso en algunos aspectos de su vida personal.

Curiosamente el alcalde priista Sergio Baños Rubio realizó un evento público en el que presentó una iniciativa para erradicar la violencia a las mujeres, y no solo excluyo a la funcionaria que denuncia Violencia de Género de un regidor de su ayuntamiento y partido, sino que posó en fotos con integrantes de las organizaciones privilegiadas por su regidor.

En una entrevista posterior en el diario local Quadratin, el alcalde priista aseguró no tener conocimientos de las denuncias por violencia de género presentadas por Írazú Escobar, pese a la cobertura qué han hecho medios locales y de la conferencia de prensa de la diputada federal Salma Luevano.

El conflicto ha salpicado al diputado de morena Ángel Tenorio, quién de manera irregular ocupa la presidencia de la comisión de igualdad de género del Congreso de Hidalgo que corresponde a una diputada mujer, y que le fue otorgada por Francisco Xavier Berganza, expresidente de la legislatura y enemigo político del actual gobernador electo Julio Menchaca.

Tenorio, quién tiene simpatías y vínculos tanto con el regidor priista denunciado, como con sus organizaciones favorecidas en el reglamento apócrifo, el señor tenorio se ha mantenido indiferente a las denuncias de violencia de género interpuestas por la funcionaria. 

En una columna de opinión “Se dice” del diario hidalguense se cuestionó el por qué mientras la diputada federal Salma Luevano salió a dar apoyo a la coordinadora de atención a grupos prioritarios y diversidad sexual Irazú Escobar Martínez, el legislador Tenorio,  quién llegó a la diputación a través de una acción afirmativa LGBTTTI apoyada por feministas se ha mantenido en silencio similar al del alcalde priista.

El escándalo que envuelve ahora ya no solo al regidor priista sino también al alcalde y que mancha al diputado local Tenorio; reconfigurando el movimiento Feminista al unificar a varias colectivas como Frente Nacional de Mujeres, Colectivo de Artistas Feministas Hidalguenses, Pestañas Locas Danza y Cabaret, Humana Nación Trans, No Nací Feminista, Colegio de los Saberes Feministas y el capítulo Hidalgo del Movimiento Feminista de Mujeres Diversas.

Asimismo, el caso de violencia de género en el ayuntamiento priista podría ser uno de los puntos de interés del próximo gobierno estatal morenista encabezado por el senador Julio Menchaca, quién ha ofrecido una política de cero corrupción y de apoyo y garantía de los derechos de las mujeres.

Comment here

Accesibilidad