Periodistas

Poder que rechaza el espejo del periodismo, se pierde y pone en riesgo a quienes lo ejercen

834 Vistas
  • Se entregaron los Premios Nacionales de Periodismo, reflejo de las miserias de México y de su esperanza y alegría
  • A distancia un repertorio de historias de ese México doliente por la violencia y de gente que tiene fuerza para mirar el futuro

Sara Lovera

SemMéxico, Ciudad de México, 27 de noviembre 2020.- Quien rechaza el  espejo  que significa el trabajo periodístico, tiene el riesgo de perderse así mismo,  dijo esta noche, Alma Guillermoprieto, al recibir el Premio Nacional de Periodismo por trayectoria. Lo dijo en palabras que resumieron la de quienes acreditaron esta distinción, con un consejo y una jurado independientes, autónomos, que concluyeron que el periodismo de calidad es más urgente que nunca en nuestro país.

Las palaras de las y los galardonados, relevaron, insistieron, narraron que esta profesión, que, por cierto, sigue manchando la vida de México con su sangre, por la pérdida violenta de sus vidas, 19 sólo este año, es noble, apasionadas y en México se nutre de empatía con la sociedad y no con el poder.

El repertorio de trabajos premiados, los que recibieron menciones honoríficas y muchos más que no alcanzaron el puntaje, – ser recibieron mil 290 trabajos- es, también una instantánea profunda de la vida en el año 2019 y se presenta en el año más difícil de la época reciente, para toda la humanidad, 2020, donde la palabra podría desdibujarse a causa de la confusión mediática.

No obstante, unas y otros, ratificaron la noche de entrega, en reunión virtual que  se ha  rescatado en cada historia narrada periodísticamente,  de la alegría al inmenso dolor que significa  la crisis humanitaria que vivimos, la violencia contra las comunidades, los hombres y las mujeres, en toda  geografía nacional. La impunidad y la corrupción.

Es, dijo la presidenta del Jurado Calificador, Soledad Jarquín Edgar, un recorrido de millones de palabras, articuladas en distintas técnicas, desde perspectivas amplias y muy diversas, el espejo de nuestro país, de la sociedad que somos y también la que anhelamos y soñamos para México.

En una ceremonia, conducida por la multi premiada y destacada periodista Carmen Aristegui, quien coincidió en el valor democrático de la tarea periodística,  quienes recibieron el premio, en su totalidad hablaron de su pasión, entrega y particularmente de su empatía con quienes protagonizan, en su vida cotidiana, la dureza de un sistema depredador del ambiente, de violencias infinitas, pero también de alegrías mayúsculas; apasionados y apasionadas por contar las cosas, incluso las más olvidadas; acompañantes, con empatía de quienes esperan justicia, reparación, y atención de los detentadores del poder. Sus historias fueron tejidas con la gente.

Así lo resumió Jarquín Edgar, “las piezas periodísticas, de los trabajos postulados para el Premio Nacional de Periodismo reflejan el año 2019. Muestran un país que se duele por la violencia que sabemos generalizada y la específica contra las mujeres; por los rezagos y la pobreza que siguen lastimando, la indolencia de quienes desde distintos poderes disponen de sus recursos públicos o el deshumano actuar de las autoridades ante la migración. Pero también, dijo, leímos sobre la esperanza y la alegría, la confianza y el esfuerzo de hombres y mujeres que desde distintos lugares y ámbitos construyen el cada día con sus aportes.

Destacó en la ceremonia, un mensaje reiterado, de oficiantes rastreando la realidad. La libertad de expresión, se dijo, es un valor sustantivo en una sociedad democrática. Alma Guillermo Prieto, cuya trayectoria ha sido contar las penas y alegrías de los pueblos latinoamericanos, hizo ver que la labor periodística está acotada en ésta época por la confusión, entre el trabajo profesional y las miles de voces en las redes sociales que sin rigor carecen de ciudadanía, y sin información, propician amenazas sucias e innumerables desde el poder.

Llamó a sus colegas a evaluar, tal vez, porque se ha descuidado la narración de la vida cotidiana, de la vida diaria.

Estamos, advirtió, al borde de un colapso, frente a fenómenos desastrosos, distópicos, de ahí la importancia del esfuerzo de estas nuevas generaciones de periodistas, cuya energía tendrá que ser valorada.

Para llegar a este punto, el jurado calificador trabajó 6 largos meses, dijo Jarquín Edgar, para señalar que los trabajos periodísticos seleccionados, son los mejores entre los mejores, una muestra del periodismo de calidad que se realiza en nuestro país. Un periodismo que se sobrepone a dos condiciones que lo amenazan y dificultan: la inseguridad y la precariedad; un periodismo que derriba barreras y estigmas elaborados desde los complejos nudos del poder.

Puso en la mesa, a ese poder, que con afán de restarle el valor fundamental al ejercicio periodístico, no comprende cómo crece la  demanda para  quienes ejercemos este noble oficio, como le llamó en su momento Gabriel García Márquez, para construir la historia de cada día con los hechos trascendentes: desde la información.

Luego se congratuló al señalar que en México, gana terreno el periodismo que cuenta la vida de las personas muy lejos del poder o de los poderes, transformación que resulta incómoda y molesta a los poderes, sobre todo al poder político, por dejar de ser el foco, por eso les parece peligroso, y ahí, como todas las personas del jurado, honró la memoria de las compañeras y compañeros asesinados. Enfática dijo “rechazamos la impunidad que prevalece para cada uno de los procesos abiertos, de los lamentables e imperdonables crímenes. Porque tiene un impacto demoledor para la sociedad. Ello por la intolerancia de los poderes, que se siguen pensando intocables.

Los trabajos periodísticos premiados abordan algunas de las historias recientes. La contaminación en Sonora; el abuso de las empresas de energías limpias, como en Oaxaca; la pobreza y las enormes injusticias en la montaña de Guerrero; la invisibilidad de los pueblos indígenas, olvidados; los resultados de la migración, la corrupción como medida de la impunidad en el feminicidio; la indiferencia autoritaria, el camino luminoso de quienes tienen esperanza y la fuerza de una ciudadanía en pie. La importancia de quienes, como en la entrevista, tienen una vida que emular.

El premio es resultado del empeño de un Consejo Ciudadano, formado por universidades, ciudadanía y profesionales del periodismo.

En esta 16 emisión tocó a la Universidad Veracruzana, presidirlo, que corrió con la responsabilidad organizativa, universidad a cargo de la rectora doctora Sara Ladrón de Guevara.

Se recordó a Luis Javier Solana Morales, fundador de este premio y fue el doctor Raciel Martínez Gómez, el presidente del Consejo Ciudadano del PNP

TRABAJOS PREMIADOS

CRÓNICA/PERIDISMO NARRATIVO Nombre del trabajo ganador: Los jornaleros forenses (Los desenterradores). Medio: Gatopardo (Ciudad de México) Autoría: Wendy Selene Pérez, Paula Mónaco Felipe. Fotografía de Miguel Tovar.

ENTREVISTA Trabajo ganador: Virgilio Caballero, la voz de los sin voz. Medio: TV UNAM (Ciudad de México). Autoría: María Elvira García Espinosa de los Monteros.

REPORTAJE Trabajo ganador: A cinco años del derrame de tóxicos en el río Sonora. Medio: Proyecto Puente (Sonora) Autoría: Karen Astrid Arellano Obregón, Luis Flores Carlín, Elizabeth Campbell Zozaya, Luis Enrique Ríos Gómez.

 Mención Honorífica al trabajo: Cochoapa: donde morir es redundante. Medio: Eje Central Autoría: Jonathan Julián Nácar Dávila, José Antonio Rosales Rivera.

Mención Honorífica al trabajo: Cochoapa: donde morir es redundante. Medio: Eje Central Autoría: Jonathan Julián Nácar Dávila, José Antonio Rosales Rivera.

COBERTURA MULTIFORMATO / PERIODISMO DE INVESTIGACIÓN Trabajo ganador: Yumanos, los indios más olvidados de México. Medio: Pie de Página (Ciudad de México). Autoría: Daniela Pastrana, José Ignacio De Alba, María Fernanda Ruiz, Ximena Natera, Celia Guerrero, Antonio Aguilar, Fernando Santillán, Adriana Tienda, Dulio Rodríguez, Mónica González y Akire Huautli

Mención Honorífica al trabajo: Energía limpia, contratos sucios. Medio: Connectas Autoría: Diana Manzo (Oaxaca)

FOTOGRAFÍA Trabajo ganador: Crisis humanitaria rebasa al gobierno. Medio: El Universal (Chiapas) Autoría: María de Jesús Peters Pino

CARICATURA / HUMOR Trabajo ganador: Libertad Periodística. Medio: El Universal (Edición nacional) Autoría: Ángel Boligán Corbo (Boligán)

DIVULGACIÓN DE LA CIENCIA Y DIFUSIÓN DE LA CULTURA Trabajo ganador: Cuatro Ciénegas, principio de vida. Medio: Televisión: Canal Once: Instituto Politécnico Nacional IPN. Autoría: Gerardo García Moreno, Vicente Barrera Valencia, Yazmín López Rojas, Paola Hernández Sánchez, Monserrat Chávez Magaña, Miguel Ángel Vázquez González.

PERIODISMO DE OPINIÓN Trabajo ganador: #MeToo y el feminismo antes de Twitter. Medio: Pie de página. Autoría: Daniela Pastrana

TRAYECTORIA Alma Guillermoprieto por su labor de dimensión internacional, marcada por la honestidad, la humildad y el compromiso. Sus trabajos periodísticos retratan con una voz inconfundible la compleja realidad de Latinoamérica, son un orgullo para México y una inspiración para las nuevas generaciones.

Comment here

Accesibilidad