Periodistas

Protestas de periodistas por el asesinado de María Elena Ferral

1.149 Vistas
  • “Te vamos a levantar”, la amenaza de Basilio Camerino a la periodista Veracruz

Guadalupe López García

SemMéxico, Ciudad de México, 31 de marzo de 2020.- Periodistas y organizaciones se manifestaron por el asesinato de María Elena Ferral, directora del portal Quinto Poder de Veracruz y corresponsal del Diario de Xalapa, ocurrido este lunes en Papantla, Veracruz, cuando dos desconocidos dispararon contra ella. Demandaron, además, protección para su familia.

La Red Veracruzana de Periodistas (RVP), en un comunicado dirigido al presidente Andrés Manuel López Obrador, el gobernador de Veracruz, Cuitláhuac García Jiménez, y a la presidenta de la Comisión Estatal de Protección a Periodistas, Ana Laura Pérez Mendoza, demandó que en su investigación se tome en cuenta una línea de investigación relacionada con su actividad como periodista y que se investiguen las amenazas y antecedentes que ella denunció previamente.

Asimismo, que se aplique el Mecanismo de Protección Federal sobre su familia, que las instituciones de gobierno y las organizaciones no gubernamentales de defensa de la libertad de expresión salvaguarden la integridad de las y los compañeros de la región, y que los servidores públicos o actores partidistas se abstengan de desvirtuar los hechos o politicen (partidicen) el asunto.

La red recordó que el estado de Veracruz se ha convertido en el lugar más peligroso para ejercer el periodismo en México y es uno de los puntos más riesgosos en América Latina y en el mundo, con un alto índice de impunidad.

Asimismo, señaló que el asesinato de la periodista exhibe, una vez más, las condiciones de inseguridad y de precariedad laboral en las que trabaja la mayoría de las reporteras y los reporteros en los medios de comunicación.

La Red Internacional de Periodistas con Visión de Género (RIPVG) expresó que este asesinato da cuenta de un contexto de violencia muy grave en contra de periodistas en México. Evidenció las fallas, omisiones y negligencia de las instituciones responsables de prevenir, investigar y sancionar la violencia en contra de periodistas.

La impunidad imperante, la falta de acceso a la justicia y protección a la que tenía derecho, después de ser amenazada, “dejó la puerta abierta a quienes le arrebataron la vida”. Ante ello, la RIPVG demandó investigar exhaustivamente, con celeridad y efectividad, el crimen de Ferral, atendiendo la línea relacionada con su labor y con una perspectiva de género.

De igual forma, hizo un llamado a fortalecer la seguridad y los mecanismos de prevención, protección y respuesta judicial para garantizar el pleno ejercicio de la libertad de expresión y el derecho de la sociedad mexicana a ser informada.

La Red Nacional de Periodistas se sumó a las exigencias del esclarecimiento del asesinato, cometido por desconocidos que le dispararon cuando ella se encontraba junto a la camioneta que usaba diariamente en su trabajo y que la trasladaba en sus recorridos por el norte de la entidad.

En un boletín, el Sindicato Nacional de Redactores de la Prensa y Trabajadores de Actividades Similares y Conexas (SNRP) expuso que el asesinato de Ferral, quien también era corresponsal del periódico El Heraldo de Poza Rica, se suma, en este año, al del locutor Fidel Ávila Gómez, de la estación de radio local “La ke Buena”, de Michoacán, tras estar desaparecido durante alrededor de 40 días.

Recordó que la periodista ya había denunciado amenazas de muerte en su contra, de manera velada y abierta, por personajes de la política de la región, como Basilio Camerino Picazo Pérez, excandidato a diputado local por el Partido Revolucionario Institucional (PRI), presuntamente involucrado en el homicidio de Miguel Alfonso Vázquez, exsíndico del ayuntamiento de Coyutla, quien le habría dicho: “Te vamos a levantar”.

Ferral, con más de 30 años de periodista, presentó una denuncia penal en la Fiscalía Especializada en Delitos contra la Libertad de Expresión (FEADLE), pero no tuvo resultado alguno.

Al igual que las demás organizaciones, el SNRP demandó al gobernador García Jiménez el pronto esclarecimiento del crimen y que el Mecanismo de Protección a Personas Defensoras de Derechos Humanos y Periodistas, dependiente de la Fiscalía General de la República, atraiga el caso por tratarse de un atentado a la libertad de expresión.

Alertó que a este agravio se suma el ocurrido el 11 de marzo pasado, en contra de la reportera Mireya Ulloa, del diario La Opinión de Tuxpan, y del que no hay avances en las investigaciones. Asimismo, recordó la huelga de 175 mujeres y 25 hombres de la Agencia de Noticias del Estado Mexicano (Notimex), que ya lleva 39 días, sin que el gobierno mexicano haya dado respuesta a sus demandas.

La Fraternidad de Reporteros de México, AC, destacó que el trabajo de Ferral se distinguió por denunciar actos de corrupción en las administraciones del gobierno estatal, y de personajes políticos veracruzanos.

Calificó a la Comisión de Protección a Periodistas en el Estado de Veracruz, como “una coladera de información, acéfala en su dirección”, puesto que ha sido señalada de dar información sobre los mismos periodistas que dice proteger.

Instó al gobernador que “se ponga a trabajar en serio, desde su confinamiento, y logre una investigación a fondo, seria, puntual y precisa. Sobra decir que, desde el poder, se sigue trabajando para alcanzar los mejores niveles de libertad de expresión, cuando en los hechos, sigue el asesinato de periodistas”.

La Iniciativa Mesoamericana de Mujeres Defensoras de Derechos Humanos y la Red Nacional de Defensoras de Derechos Humanos en México expresaron su dolor y repudio por el asesinato de Ferral Hernández y se solidarizan con su familia, compañeros y compañeras de profesión en Veracruz, entidad que entre 2010 y 2020 al menos 24 periodistas han sido víctimas de asesinato.

En una concentración en el centro del municipio de Papantla, periodistas de la zona norte del estado pidieron que el crimen no quede impune ni se le dé carpetazo. “En nuestro trabajo, nos sentimos solos. No tenemos garantía”, reclamaron. Además de exhortar al gobierno estatal a que entregue a los culpables, pidieron al ayuntamiento que también entregue resultados.

Más tarde, se trasladaron a la carretera federal Papantla-Gutiérrez Zamora, Matamoros, Puerto Juárez, a la altura de la caseta de peaje Totomoxtle, y demandaron la inmediata presencia del gobernador Cuitláhuac García para esclarecer dicho crimen. A la protesta acudió Celestino Espinosa, de la Fiscalía estatal, dijo que habrá “cero impunidad”.

Otra protesta más se llevó a cabo en las redes sociales virtuales con los hashtags #JusticiaParaMariaElena, #NiUnaPeriodistaMenos y #SinMujeresNoHayPeriodismo. Además, Artículo 19, Reporteros sin Fronteras y Propuesta Cívica, la Sociedad Interamericana de Prensa, se unieron a los reclamos.

Sobre la respuesta gubernamental, en un escueto mensaje por Twitter, el gobierno estatal aseguró que en Veracruz “se acabó la impunidad”, y que investigará el crimen de Ferral, al igual que como lo hizo con el asesinato del periodista en Actopan, sin mencionar su nombre (Jorge Celestino Ruiz Vázquez).

De igual forma, la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) condenó el homicidio y anunció que solicitó a la Fiscalía General de la República, el Mecanismo de Protección para Personas Defensoras de Derechos Humanos, así como a la Secretaría General de Gobierno y a la Fiscalía General estatales, medidas cautelares para la familia de la periodista.

SEM/glg

Comment here

Accesibilidad