Mujeres

¿Quién es Norma Ledezma?

3.211 Vistas

* La trabajadora de la maquila que se convirtió en defensora de Derechos Humanos

* Lucha Castro escribe a Paloma: tu madre la mujer que tu pariste y que continúa de pie luchando por ti y por todas

SemMéxico, Chihuahua, 17 de febrero 2020.- Norma Ledezma, nominada al Premio Internacional Martín Ennals, en Derechos Humanos 2020, que será entregado en Ginebra, Suiza, de ellas, Luz Estela Castro, Lucha Castro, escribe sobre su compañera con la que 18 años atrás, junto con Alma Gómez y Gabino Gómez, fundaron la Organización Justicia para Nuestras Hijas.

“El 22 de marzo del 2010, me invitaron a presentar el libro ¨El brillo del Sol se nos perdió ese día”, la historia de Paloma Angélica Escobar Ledezma, la hija de Norma. De ese libro, retomó algunas palabras escritas para Paloma, que tienen vigencia y con las que presenté el libro:

“Un profundo agradecimiento a las Madres de Justicia para Nuestras Hijas (JPNH) por haberme permitido a Alma y a mí, el privilegio de acompañarles en su lucha por la verdad y la justicia y en especial a la Sra. Norma Ledezma por la distinción de presentar el libro de su hija, es un honor.

He presentado alrededor de diez libros en mi vida, pero este me resultó particularmente complicado para centrar el abordaje, decidí hacerlo pensando en la principal protagonista y mis ojos llegaron hasta Paloma Angélica Escobar Ledezma y decidí contarle a Paloma, a nuestra Paloma, lo que ha sucedido a 8 años de que emprendió el vuelo.

Hablar de ti, Paloma es hablar de tu madre y hablar de tu madre es hablar de justicia para Nuestras Hijas y hablar de justicia es hablar de mi propia historia como Defensora de los Derechos Humanos y del Movimiento de Mujeres del Estado de Chihuahua, aunque en sus páginas este tema se encuentre invisibilizado.

A fines de 1997 en la Ciudad de Chihuahua, mujeres que integramos diversas organizaciones Sociales, hicimos el compromiso con Esther Chávez Cano (una defensora de derechos humanos que alertó sobre lo que estaba sucediendo, en su comunidad) de acompañarla en la lucha contra la violencia de género.

El 25 de noviembre de ese año, construimos un panteón con 97 cruces en los jardines de la plaza Hidalgo, para simbolizar los asesinatos de mujeres en Ciudad Juárez.

En noviembre de 2001 cuando aparecen los ocho cuerpos en el Campo Algodonero nos constituimos en Mujeres de Negro, colocamos la Cruz con 260 clavos símbolo de la Campaña Ni Una Más frente al palacio de Gobierno de la Ciudad de Chihuahua y el 8 de marzo del 2002 caminamos 360 kilómetros por el desierto de Chihuahua a Ciudad Juárez, en la marcha éxodo por la vida, para llevar una réplica de la cruz que fue colocada en el puente internacional de Santa Fe, en esa protesta escribí el Himno Ni Una Más, a nuestro regreso te habían desaparecido forzadamente y tu familia te buscaba día y noche.

Años después tu madre me confesó que cuando realizó la primera protesta para entrevistarse con el Gobernador Patricio Martínez, citó a las madres que tenían hijas desaparecidas a las diez de la mañana, pero ella llegó desde las 9 para hacer fila, dice que pensó que esto sería como cuando uno va al seguro social, que entre más temprano llegue, la atienden primero, esta fecha que te comento fue el 18 de marzo, estaban tu madre, Alberto tu papá, Fabián tu hermanito familiares y amigos, en la cruz que habíamos colocado, protestando con cartulinas.

Gloria Rodríguez le sugirió que fueran por shinola a la tienda, para pintar una manta grande, en esto estaba cuando se le acercó Gabino Gómez un activista, como siempre celular en mano, la abordó y le pregunto: ¿Usted es la mamá de Paloma? le voy a hablar a una persona que la puede ayudar. Me llamó, llegué a la plaza y…. me encontré con una mujer que marcó mi vida.


Hay personas que son significativas en la vida y Norma fue eso para mí.

Bastaron diez minutos ante su presencia para comprender el temple de tu madre.

Me presenté con ella y en ese momento llegó un asistente, del asistente, del asistente de Gobernación (coloquialmente los conocemos como orejas) empuñando una libreta, preguntó que se le ofrecía.

Norma le respondió quiero ver al Gobernador del Estado, el sujeto le respondió, no se encuentra en la ciudad, pero dígame que se le ofrece y le pasamos el recado, ella mirando al palacio de Gobierno dijo: Pues de aquí no me muevo hasta que me reciba el Gobernador, yo estaba dispuesta a acompañar a esa mujer tan decidida y así lo manifesté…

Ante su decisión inquebrantable, se abrieron las puertas del gobierno y ese mismo día tu madre fue recibida por el Secretario General de Gobierno, Sergio Martínez Garza, por el Procurador Chito Solís y por el Gobernador Patricio Martínez,

Y aquí debo contar algo muy importante… Cuando llegamos hasta la oficina del Gobernador, un guarura me impidió el paso, dirigiéndose a Norma le dijo, Usted puede pasar pero ella no, Norma tomó mi mano y le dijo ELLA ES MI ABOGADA y me jaló para que entrara a la audiencia, solo teníamos una hora de habernos conocido, el 18 de marzo del 2002 me convertí en la abogada de la Organización Justicia para Nuestras Hijas.

Paloma, recuerdo que después de tu funeral, abracé a tu madre y le pregunté, que puedo hacer por Usted y su respuesta fue inesperada, regáleme un código Penal, y le obsequié el mío, con el que estudié la carrera de Derecho.

Años después tuvo el buen tino de renunciar a la maquila, no fue fácil convencerla.

Por años, a las cuatro de la tarde puntualmente Alma Gómez y Yo, la esperábamos afuera de la maquila en que trabajaba, nos trasladábamos a su casa que nos servía de oficina para organizarnos, en esas reuniones de trabajo, cada día le pregunte, bueno Normis, cuando va a dejar la chingada maquila, Alma también la interrogaba, aunque con un vocabulario más propio, y su respuesta era… péreme .

En febrero del 2008, nos dio la sorpresa dejaría el trabajo y se entregaría de tiempo completo al trabajo de Justicia para Nuestras Hijas. Alma y Yo estábamos felices, los talentos consumidos por la maquiladora, ahora estarían a disponibilidad de su compromiso como defensora de derechos humanos, su opción de vida”

En el 2009 en el marco de la campaña Ni una Más, recorrimos una gran parte del país, y Norma fue una de las principales impulsoras del éxodo por la vida de las mujeres, con el objetivo de hacer conciencia y visibilizar las violencias contra las mujeres.

El primer Centro de Justicia Para las Mujeres que se abrió en el país, lleva tu nombre.

Esta es ahora tu madre Paloma, la mujer que tu pariste y que continúa de pie luchando por ti y por todas.

Es cierto, tu feminicidio cambió su vida, el brillo del sol se perdió ese día; por eso tu madre, cada día asume el compromiso de ayudar a otras mujeres a recuperar a sus hijas, a buscar justicia para que el brillo del sol no se oculte y para que las palomas vuelvan a su nido”.

A partir de esa fecha, he sido testiga privilegiada de la transformación de una obrera de maquila, a una defensora de los derechos humanos.

Norma es una mujer que además de amar a los gatos es profundamente espiritual, inteligente, empática, con un espíritu justiciero, honesta, respetuosa, perseverante, terca radical que sabe poner límites, tiene muy claro lo que no se puede negociar y no oculta su adoración y orgullo por Fabián su hijo, tema obligado en toda conversación y en cada viaje que hicimos juntas.

Poseedora de una gran sensibilidad que se advierte en los poemas, escritos, discursos, la narrativa misma de su dolor plasmada en el libro da muestras del lenguaje poético con el que Norma expresa sus sentimientos y posiciones políticas.

Identifica con emoción y gratitud a cada una de las personas que le ayudaron en este proceso, pero además de abrazar el caso de Paloma, acoge a todas las familias que llegan hasta ella, que tienen hijas desaparecidas y asesinadas, en ese abrazo sorelo a la causa, conoce a detalle las historias de todas las personas y los expedientes de cada integrante de Justicia para Nuestras Hijas.

Su compromiso de vida lo hizo, en el mismo momento que congregó a Martina, Consuelo, Carmen, Hortensia y Paty las primeras madres que llegaron a Justicia Para Nuestras Hijas, alzó su voz por Paloma y por todas.

Norma terminó secundaria y preparatoria y la carrera de Derecho, el tiempo nos dio la razón de la conveniencia de dejar la maquila y nos sentimos orgullosas de haber contribuido a empoderar a la hoy galardonada y de otras madres que al igual que ella, trascienden su dolor y que siguen luchando por encontrar la verdad, en un trabajo colectivo de Justicia para Nuestras Hijas, la aportación en el ámbito nacional e internacional, que este pequeño grupo de madres ha dado a nuestro país, incluyendo los aprendizajes que de ellas obtenemos las que en alguna etapa de nuestra vida hemos coincidido.

El acompañamiento del movimiento de mujeres a las madres, fue fundamental para que sus voces fueran escuchadas en el mundo, Las recomendaciones de organismos nacionales e internacionales, no llegaron solas, fue el producto de un gran trabajo de equipo entre las madres y las organizaciones de la Sociedad Civil.

Con gratitud reconocemos que hemos acompañado su sufrimiento, pero también la esperanza de esas mujeres profetas, reflejadas en las madres que, como sus homologas de Juárez , advirtieron al mundo lo que estaba sucediendo, al denunciar los asesinatos y desapariciones de sus hijas nos gritaron la presencia del crimen organizado, la corrupción, la impunidad, la trata de personas, el negocio de las armas, la sangre de sus hijas regada en el desierto y no les escucharon, ahora tenemos los resultados de los oídos sordos.

La Norma Ledezma de hoy y Justicia para Nuestras Hijas nacen del amor maternal, que sigue dando vida en el cada día, en la lucha cotidiana, la trascendencia de estas mujeres que se unen no solo para compartir el dolor, sino para aportar a la sociedad, y aquí nos indican el camino a seguir ante el sufrimiento, ellas han convertido la tragedia personal, en el impulso para trabajar a favor de otras y de otros, esta es una de sus grandes enseñanzas

Felicitaciones para Norma Ledezma y para Justicia para Nuestras Hijas, por la merecida nominación al Premio Internacional Martin Ennals en Derechos Humanos.

Lucha Castro

* Tomado del Facebook de Lucha Castro

Comment here

Accesibilidad