COLUMNASJorge Herrera ValenzuelaRáfaga

R Á F A G A | También “Decapitaron” a los Presidentes M. Alemán y V. Fox

478 Vistas

Jorge Herrera Valenzuela 

MÁS VACUNADOS, AMINORA RIESGOS Y DISMINUYE DECESOS

SemMéxico, Cd. de México, 6 de enero, 2022.- Estamos en la primera semana del año, 2022, que se caracteriza por tener tercia del número 2 y dos martes 13, septiembre y diciembre. Comenzamos nuestros comentarios periodísticos en el primero de los 52 miércoles del calendario. 

La noticia de que una estatua dedicada al político tabasqueño que vive y despacha en Palacio Nacional, fue destruida unas horas después de su develación en la avenida Isidro Fabela, en el centro de la cabecera municipal de Atlacomulco, Estados de México. El acto calificado como vandálico se registró la madrugada del primer día de este nuevo año pandémico.

 Del archivo sacamos algunos datos relacionados con dos sucesos similares, uno ocurrido en la segunda mitad del Siglo XX. De larga historia el registrado en la Ciudad Universitaria de la Ciudad de México y otro casi al inicio de esta nueva centuria, en el malecón de Boca del Río, Veracruz. Rodaron las cabezas de los presidentes Miguel Alemán Valdés y Vicente Fox Quesada y el resto de la obra de escultores mexicanos quedó en escombros. 

OCURRIÓ EN ATLACOMULCO DE FABELA

Roberto Téllez Monroy para despedirse como presidente municipal de Atlacomulco de Fabela, terminó el último día del 2021, develó una estatua del Presidente de la República, desobedeciendo al tabasqueño que en su testamente asentó, ha dicho, que no debe ser impuesto su nombre a una calle, avenida, calzada, colonia, como tampoco a una escuela, hospital, ni colocar estatuas con su figura. El político de las filas de Morena afirmó que actuó motu proprio.

Seguramente si la escultura de 1,80 metros de altura y labrada en cantera rosa, hubiese aparecido en otro municipio o en algún poblado tabasqueño, el revuelo en los medios sociales y políticos tendría otras repercusiones. Téllez Monroy no midió las consecuencias, jamás pasó por su mente la reacción de la gente, sobre todo en una localidad que solía ser posición PRIista.

De Atlacomulco de Fabela, en homenaje al internacionalista Isidro Fabela Alfaro, fue él, el primero de cinco gobernadores del Estado de México nacidos en ese municipio. Alfredo del Mazo Vélez y Salvador Sánchez Colín, fallecieron. Supervivientes los más corruptos, Arturo Montiel Rojas y Enrique Peña Nieto.  El hijo de don Alfredo fue gobernador y actualmente gobierna Alfredo III. Todos apoyados por el PRI.

Retomo el caso de la estatua que tuvo un costo de 58 mil pesos, mismos que Téllez Monroy aseguró salieron de su bolsillo para pagar a los artesanos contratados en Tlalpujahua, Michoacán. La develación fue el miércoles 29 el todavía alcalde dijo que el monumento “es una manera de que la gente del municipio lo tenga presente, porque rompió los estigmas y los paradigmas y la gente (debe) reconocer lo que él (el presidente) hizo”. 

La presidenta municipal, la PRIista Marisol del Socorro Arias Flores, fue recibida en su despacho con la noticia de la destrucción de la estatua. Manifestó que se tomarán las medidas conducentes y por su parte el exalcalde Téllez Monroy anunció que presentará formal denuncia en la Fiscalía del Estado “por daños al patrimonio municipal”.

EN LA CU DE LA CAPITAL

En la explanada oriente del edificio de la Rectoría, en la Ciudad Universitaria, después de ser inaugurada en 1952, fue colocada una gigantesca estatua, de piedra gris, del licenciado Miguel Alemán Valdés. Quienes ordenaron la obra y colocaron sobre un alto pedestal la estatua, lo hicieron como reconocimiento a la obra realizada por el veracruzano: la más moderna Ciudad Universitaria, la sede de las facultades, escuelas e institutos de la Universidad Nacional Autónoma de México. 

La estatua fue develada el 18 de noviembre de 1952. Ocho años después surgió un movimiento universitario con el propósito de echar por tierra la escultura. El grupo inconforme argumentaba que en el régimen alemanista se cometieron muchos abusos y hubo corrupción. La idea se esparció y el 14 de febrero de 1960 se dinamitó la obra de Ignacio Asúnsolo, pero el daño fue mínimo. Los estudiantes que cometieron el atentado, creo que varios de ellos todavía viven, fueron identificados, pero no hubo acusación en su contra.  

Miguel Alemán Valdés fue “decapitado” en un segundo intento de destrucción. Los hechos ocurrieron el 5 de junio de 1966. Estudiantes y profesores, así como las autoridades de la UNAM, dieron fé de que sobre el pasto y cerca del pedestal estaba la cabeza de la estatua. A un lado los brazos. Tampoco se supo nada de los autores de la acción en que también se usó la dinamita.

Veinte años después, en 1972, se borró todo rastro de la obra escultórica. Los antialemanistas habían logrado culminar su plan. Dos detalles históricos, a demanda estudiantil se impuso el nombre Avenida Universidad, cuyo inicio era la hoy modificada glorieta donde estuvo la estatua ecuestre de Pancho Villa y que sigue siendo conocida como “la glorieta del Riviera” (por la ubicación de un Salón de Baile, ya desaparecido) y terminaba en el acceso principal a CU. Originalmente a la avenida se le dominó Fernando Casas Alemán, quien era jefe del Departamento del Distrito Federal y precandidato presidencial. 

El presidente Miguel Alemán Valdés fue invitado por la directiva de la Generación 1956, de la Facultad de Derecho, para apadrinar a 1,200 integrantes de esa Generación. Aceptó y en un acto celebrado en el Aula Magna de la Facultad e hizo entrega de diplomas y anillos a sus ahijados, a quienes exhortó a cumplir en su misión de impartidores de justicia.

FOX “DEGOLLADO” EN BOCA DEL RÍO

“La estatua de Vicente Fox está en el basurero de la historia”, así divulgó el hecho de “volar” el monumento que erigieron los simpatizantes del hombre que al comenzar el Siglo XXI cumplió su promesa, de candidato presidencial, de sacar al PRI de Los Pinos. Con el apoyo de los militantes del Partido Acción Nacional, el 2 de julio del año 2000, terminó la presencia de los PRIistas al frente del Poder Ejecutivo Federal.

Fox Quesada anunció “el cambio” en la administración pública y como Presidente de México iba a “pescar a todos los peces gordos”. Ni hubo cambio, no hubo más que charalitos en el banquillo de los acusados. “El gobierno de la alternancia” simplemente fue la continuación de los actos de corrupción, iniciados en el salinato de 1988. “Compartió el mando presidencial con su esposa “Marthita”, cuyos hijos hicieron negocios millonarios que siguen usufructuando. 

La mañana del martes 8 de octubre de 2007 en uno de los tramos del Boulevard con el nombre de Fox, los lugareños encontraron la estatua totalmente destrozada. La cabeza separada del resto del cuerpo. La versión que circuló fue que simpatizantes y militantes del PRI, del PRD, del PT y de Convergencia (hoy Movimiento Ciudadano), fueron los autores de “la decapitación” del hombre que nació en el Distrito Federal y se avecindó en Guanajuato. 

jherrerav@live.com.mx

Comment here

Accesibilidad