En CifrasMujeresviolencia

Se viola el derecho humano al parto natural: ENSANUT 2021

344 Vistas
  • Uno de cada dos nacimientos por cesárea, poniendo en riesgo la salud de 800 mil mujeres.
  • En las adolescentes se afecta más de 100 mil contra las recomendaciones de la OMS y la norma oficial mexicana.

Elda Montiel

SemMéxico, Ciudad de México, 04 de agosto del 2022.-  La Encuesta Nacional de Salud y Nutrición 2021 Ensanut muestra con datos alarmantes que a una de cada dos mujeres en su último parto o una de cada 3 en su primer parto se le niega el derecho humano al parto natural y se le practica una cesárea en los hospitales públicos del gobierno de Andrés Manuel López Obrador.

La encuesta dada a conocer por la Secretaría de Salud la semana pasada y que fue elaborada por el Instituto Nacional de Salud Pública señala que la práctica de cesáreas es tan alta, tanto que afecta a casi la tercera parte (29.3%)  de mujeres adolescentes, eso significa que de los 349 mil partos de niñas de 12 a 19 años, se práctica esta operación en más de 100 que puede tener consecuencias indeseadas para su salud y las relaciones madre e hijo o hija.

Lo que llama la Encuesta resolución del parto en 2021,  significó que hasta en el 60 por ciento de las madres mayores  en su último embarazo -de 40 a 49 años-  fueran intervenidas con esta operación, no recomendada por la Organización Mundial de la Salud  que sostiene que esas intervenciones  no debe rebasar el 10 o 15 por ciento de los partos.

Pero también es una recomendación de dónde y cómo deben realizarse estas operaciones, según la norma de Salud Materno Infantil 007 y en qué porcentaje, por lo que el documento afirma que se deben disminuir y plantea que esta intervención, llamada parto abdominal, apareció en la práctica médica como una medida de emergencia cuando el nacimiento tiene dificultades –niños con el cordón enredado o criaturas que tardan en nacer vía vaginal-, y ahora la encuesta señala que se practica en todas las edades y situaciones -61.2% en mujeres de 20 a 24 años-  y poco más en mujeres de 40 a 49 años.

En el pasado y ahora mismo la cesárea sirvió y sirve para salvar vidas, sin embargo a falta de diagnósticos oportunos, se practica la operación. Puede ser, según algunos especialistas, a lo saturado de hospitales, la rapidez de la vida actual y el exceso de demanda en algunos hospitales. Es aparentemente más rápida el nacimiento por cesárea, que esperar el trabajo de parto, atender con calidad y ayudar al parto natural. Así no hay  buenos diagnósticos y hay  abuso que también se practica,  sin supervisión, en los hospitales privados, la cesárea es más cara.

Los datos de la Encuesta significan que unas 800 mil criaturas al año nacen por vía medicalizada, contraviniendo las recomendaciones de la OMS  y de esos nacimientos, 116 mil corresponden a las madres jóvenes. Por ello el documento dice claramente que en  mujeres primigestas,  -primer hijo- debe propiciarse la conducción no medicalizada del trabajo de parto y el parto fisiológico, medidas que procuran atención de calidad, y de respeto al derecho de las mujeres a partos espontáneos. Recomienda seguir trabajando en  la reducción de cesáreas innecesarias para impactar en la disminución de la morbimortalidad y riesgo de complicaciones a largo plazo.

Pero además la OMS también señala que la cesárea debe practicarse en hospitales de segundo nivel de atención y sin embargo en México esto se hace apenas en el 72 por ciento y un 20 por ciento en los de tercer nivel, como lo establece esa Norma Oficial Mexicana 007.

En la atención del parto de las mujeres, del último hijo, hija  nacido vivo cinco años anteriores a la encuesta, se obtuvo que 51.1%  fueron vía natural o vaginal y 48.2% cesáreas, cifras similares a las de 2018-19 (51.2 y 48.8%, respectivamente), lo que significa que en estos años del gobierno de la 4T no hubo cambios.

La  resolución del parto en 2021, por grupos de edad muestra que las mujeres de 40-49 y 35-39 años tuvieron parto por cesárea en mayor proporción en comparación con las de 20-24 años de edad (61.5, 61.2 y 35.2 por ciento, respectivamente). 

La encuesta muestra que en salud sexual y reproductiva podrían afectarse también otros derechos, como la inducción sin razonamiento del uso de métodos anticonceptivos inmediatamente después del parto. La encuesta advierte que durante las últimas décadas, la atención del parto se ha institucionalizado y medicalizado de manera creciente, contribuyendo, por un lado algunas causas de morbimortalidad materna y perinatal y, por el otro, al incremento en las tasas de cesáreas, las cuales a su vez ocasionan otros problemas de salud importantes.

La encuesta descubrió que en la atención del parto de las mujeres, del último hijo nacido vivo cinco años anteriores a la encuesta, las cesáreas llegaron a casi la mitad y por eso intervinieron los organismo internacionales, era antes, pero ahora se obtuvo que 51.1% fueron vía vaginal y 48.2% cesáreas, o sea un nacimiento de cada dos. Lo que es un escándalo.

Salud sexual y reproductiva en población adulta

En la población adulta  una buena noticia es el incremento el uso de anticonceptivos  en 2021, durante  la primera relación sexual superior  a los datos del 2018-19. Los métodos anticonceptivos más usados son  condón y hormonales; entre los adultos  la prueba del VIH sigue siendo poco usual, aunque la prueba de sífilis se le realizo a mayor número de embarazadas.

Los resultados muestran que, hombres y mujeres mayores a  20 años y hasta los 49 (90.8 hombres y 90.7mujeres) iniciaron su vida sexual sin utilizar ningún método anticonceptivo, algo que ahora disminuyó. Y en estas edades, según la encuesta, fueron los adultos de 40 a 49 años quienes más usan métodos anticonceptivos.

La encuesta muestra que hay asuntos que deben preocupar. Por ejemplo  la prueba de VIH  sólo la hicieron, alguna vez en la vida, una de cada 3 personas con vida sexual activa (29 por ciento) de 20 a 49 años. De estos, la gran mayoría (91.6%) conoció el resultado.

También en estos años se hicieron pruebas de sífilis a más mujeres embarazadas, situación que no fue igual en la prueba del VIH, disminuida. En  2021 muestran  es curiosa que mujeres de 20 a 49 años de edad, hasta  en 6 de cada 10  se les realizó la prueba de detección de sífilis, y a casi 8 de cada 10 la  prueba del VIH. Según la Secretaría de Salud, las embarazadas, hasta en el  98.4%  se le prescribió ácido fólico, muy importante para fortalecer a las futuras madres en aspectos fundamentales en su salud y al mismo tiempo a las niñas y niños, para disminuir riesgos de malformaciones físicas o mentales.

La ENSANUT 2021 muestra que la tercera parte de las mujeres entre  20 a 49 años, estuvo embarazada alguna vez, dato superior al registrado en 2018, lo que significa que aumentó el número de embarazos en esta administración, tal y como lo advirtió CONAPO, se disminuyó la oferta anticonceptiva por una parte y los embarazos aumentaron en tiempos de encierro por la pandemia de Covid 19, antes mujeres en esas edades, reportaron que eran una de cada 4 quienes se habían embarazado a esas edades, es decir pasó del 25 al 30 por ciento. 

SEM/MG

Comment here

Accesibilidad