Mujeres

Tendencia ascendente de mujeres en la Educación Superior, pero no en ciencias y la tecnología

2.040 Vistas
  • La  Física, Gabriela del Valle, denuncia: en el SNI sólo 3 de cada 10 mujeres
  • Celebra el Museo de la Mujer El Día Internacional de las Niñas en las TICS

Elda Montiel

SemMéxico, Cd. de México, 24 de abril 2021.- La inclusión de una perspectiva de género y de ciencias exactas en la educación del país resulta impostergable señaló la maestra en Física e investigadora Gabriela del Valle Díaz Muñoz.

Lo dijo en conferencia virtual con motivo del Día Internacional de las Niñas en las Tecnologías de la Información y la Comunicación, organizada por el Museo de la Mujer.

Agregó que es necesario  reconocer que las ciencias exactas y las ingenierías no son por sí misma  estructuras patriarcales, por ello  es necesario que más niñas y mujeres conozcan ciencias y luego participen en esas áreas,

La maestra Del Valle señalo  impulsar a las niñas en el campo de las tecnologías de la información depende tanto del gobierno, como de los maestros y principalmente desde la casa, a partir de la educación desde el nacimiento.

Consideró se necesitan  más mujeres en la ciencia e innovación tecnológica, sobre todo  en un país como México, donde las mujeres no sólo están excluidas de las disciplinas de las ciencias exactas, sino en general “hemos tenido pocos derechos”, en muchos otros rubros. Se lamentó de que no hay  justicia, se evaden los derechos humanos, y no hay  reconocimiento a la contribución de las mujeres en la generación del conocimiento.

Hizo hincapié al  hecho  de que en los últimos 40 años la matricula femenina en las instituciones de educación superior ha aumentado en un 186 por ciento, mientas la de los hombres, se incrementó sólo en un 38 por ciento.

Detalló que la tendencia, del ingreso de mujeres a la educación superior se ha mantenido durante la última década, tanto  que la mitad de los estudiantes universitarios son mujeres.

Ese hecho, explicó, está rompiendo paulatinamente, pese a múltiples resistencias de diversos sectores, las concepciones que sostienen que las funciones primordiales o únicas de las mujeres es ser madres, esposas y amas de casa, y que les reservan las tareas del trabajo pagado y la educación a los varones.

Sin embargo, expresó, que falta todavía mucho por hacer sobre todo en las áreas de investigación como el Sistema Nacional de Investigadores (SNI)  que de acuerdo a los datos del Conacyt, los hombres poseen la superioridad, así en 2010 el 66.8 por ciento de sus integrantes  pertenecían al sexo masculino.

Explicó que  la incorporación de las mujeres al SNI tiene  avances importantes, y dio datos: mientras en 1991 las mujeres representabas el 21 por ciento, para el 2012 ascendió al 33.2 por ciento, y aun en el 2017 se mantiene e incrementa esta tendencia con 36 por ciento.

La pandemia

La crisis sanitaria, indico nos vino revelar, en forma dolorosa por el número de muertes, que nos hace falta más médicos y médicas, especialistas en fisiología, en sistemas de computación, que hay mundo de oportunidades que se encuentra en internet y entonces destacó como el  derecho humano del acceso a la web  es un adelanto. Afirmó que hoy es momento de romper el hecho de que el  36 por ciento de las mujeres científicas ocupan lugares de secretarias, mujeres que son  agentes activas de desarrollo sostenible.

Hizo un llamado a fomentar el interés de las niñas en las tecnologías de la información y la comunicación, y acotó que en el 2019 en la sede de la ONU se realizó una reunión donde asistieron más de 20 mil niñas del  mundo interesadas en la tecnología, sin embargo, la pandemia impidió que se realizara otro evento similar, en 2020.

Para ella desde  la educación en la casa comienza la  educación en igualdad al dejar que tanto las niñas como los niños participen en las labores del hogar, y  dijo, en la escuela los maestros deben promover las actividades creativas e innovadoras para niños y niñas, como  elaborar pequeños robots, por ejemplo, eso, además,  la violencia que estamos viviendo, reflexionó  la maestra e investigadora Gabriela del Valle Díaz Muñoz.

Romper estos estereotipos de que las niñas y las jóvenes deben prepararse solo para el cuidado de las personas mayores, de los niños y niñas, pidió y dijo “estamos viendo con la pandemia que necesitamos empoderar en el ámbito de las TIC a las niñas y las más jóvenes”

También se refirió al  campo laboral, donde hay que romper la brecha de género “ahora tenemos que usar las computadoras para dar clases, los celulares, las madres y los padres se convierten en maestros” 

Las disparidades entre los sexos que hoy se observan en el nivel de estudios y las tasas de alfabetización son producto de las tendencias que las políticas y prácticas sociales y educativas han ido configurando en el pasado.

Uno de los fenómenos que caracteriza la expansión de la educación superior en México y en el mundo en las últimas décadas, es la mayor participación de las mujeres.

Hace 40 años éramos un país con 48 millones de habitantes 49.9 por ciento hombres y 50.1 por ciento mujeres, esto no ha cambiado mucho, a la educación superior asistían 47 mil 600 jóvenes que representaban tan sólo el 6 por ciento del grupo de edad de 19 y 23 años, y de cada 100 estudiantes únicamente 17 eran mujeres. Estudiaban en las universidades solamente 8 mil 100 mujeres

Actualmente en la educación superior asisten 2.8 millones de estudiantes que representan el 29 por ciento de alumnas y alumnos entre 19 y 23 años de edad, de cada 100 estudiantes 50 son mujeres. 

La maestra del Valle recordó que El Día Internacional de las Niñas en las TICS se celebra cada año, el cuarto jueves del mes de abril determinado por la Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT), y se creó en 2010 por la División de Asuntos de Género de las Naciones Unidas con el fin bajar la brecha digital de género y lograr que más niñas y jóvenes participen en carreras relacionadas con la tecnología y la ciencia en general como las matemáticas, la física entre otras.

Comment here

Accesibilidad