COLUMNASRoberto VizcaínoTras la puerta del poder

Tras la Puerta del Poder| De la inseguridad, violencia y terrorismo al “vamos bien”: visiones opuestas

334 Vistas

Roberto Vizcaíno

SemMéxico, Ciudad de México, 17 de agosto del 2022.- Al presidente Andrés Manuel López Obrador nada le convence de que en verdad y bajo su mandato, México vive la peor de las violencias, inseguridad, ola de ejecuciones y hasta terrorismo.

Los hechos tan sólo del 10 al 14 de agosto, en que según los datos de su propio gobierno ocurrieron en Jalisco, Guanajuato, Chihuahua, Baja California y Michoacán 341 ejecutados (un promedio de 68 al día), no cambian su idea de que México va bien en materia de seguridad.

Verlo de otra forma, dijo es responsabilidad de medios amarillistas, conservadores, que aprovechan para armar campañas sólo para desprestigiar los logros de su gobierno.

“Entonces, (no queda más que) es decirle a la gente: Vamos bien, no se dejen manipular”.

Dijo no saber si entre estos actos haya conexión o mano negra, algo instrumentado, articulado, pero “de lo que no tengo duda es de que nuestros opositores, las y los conservadores corruptos, sí ayudan en la propaganda negra”, insistió.

Y advirtió que en eso juegan realidad y percepción. La realidad es, afirma él, que México va bien, pero la percepción es utilizada para crear miedo, temor, campañas de desprestigio.

Por eso pidió a los mexicanos descartar los rumores e informarse, atajar el amarillismo y sensacionalismo porque, asegura, su administración trabaja para garantizar seguridad.

Detrás de él, Adán Augusto López titular de Gobernación, pidió igual rechazar que actos del crimen sean terrorismo, no hay que “magnificar”, afirmó.

Otros datos

Por el contrario, y apenas como una muestra de decenas de opiniones contrarias a las del mandatario, José Medina Mora, presidente de la Confederación Patronal de la República Mexicana indicó que el país vive momentos difíciles en lo político, económico, social, y ahora también de una creciente inseguridad que inhibe la inversión.

“La sociedad está siendo víctima de políticas públicas ineficientes, de incertidumbre jurídica, de crisis económica, violencia en varios estados de la República, y un sinnúmero más de hechos que afectan la vida cotidiana de los mexicanos” dijo en una videoconferencia.

El dirigente de Coparmex afirmó ver con preocupación el gravísimo deterioro de la vida democrática del país, y afirmó que como representante de la mayor organización del sector privado, no puede dejar de señalar que México está inmerso en la inestabilidad social, económica y política por la ausencia de Estado de derecho.

En este mismo tono, pero prudente, Ricardo Monreal, líder de la mayoría de Morena en el Senado, único aspirante abierto a la presidencial del 2024 dentro del partido dominante, indicó: “la violencia criminal doméstica no se puede convertir en un jugador preponderante o en el cisne negro que abra la puerta por la derecha a la desestabilización”.

“El ataque directo a la población civil inerme, con el propósito deliberado de generar daño, miedo y alarma, por parte de grupos privados o grupos del orden público, es considerado (sin duda) una modalidad de terrorismo.

Así lo castiga y describe el artículo 139 del Código Penal Federal:

Se impondrá pena de prisión de quince a cuarenta años y de cuatrocientos a mil doscientos días multa, sin perjuicio de las penas que correspondan por otros delitos que resulten:

“A quien utilizando sustancias tóxicas, armas químicas, biológicas o similares, material radioactivo, material nuclear, combustible nuclear, mineral radiactivo, fuente de radiación o instrumentos que emitan radiaciones, explosivos, o armas de fuego, o por incendio, inundación o por cualquier otro medio violento, intencionalmente realice actos en contra de bienes o servicios, ya sea públicos o privados, o bien, en contra de la integridad física, emocional, o la vida de personas, que produzcan alarma, temor o terror en la población o en un grupo o sector de ella, para atentar contra la seguridad nacional o presionar a la autoridad o a un particular, u obligar a éste para que tome una determinación”, precisó.

Recordó que en México, en 14 años, se han registrado al menos tres ataques del crimen organizado contra la población civil inocente bajo este corte.

El primero fue el 15 de septiembre de 2008, cuando en plena celebración popular del Grito de Independencia, en el centro de la ciudad de Morelia, Michoacán, estallaron dos granadas de fragmentación. Se registraron 132 personas heridas y seis fallecidas. La Familia Michoacana y los Zetas se acusaron mutuamente de este incidente.

El segundo ataque fue hace 15 meses, el 19 de junio de 2021, en la ciudad fronteriza de Reynosa, Tamaulipas. Una caravana de tres vehículos fue asesinando a gente inocente que encontraba a su paso. El saldo: 14 víctimas fatales, entre personas adultas mayores, albañiles y taxistas. Al igual que en la capital michoacana, los grupos locales de la delincuencia se deslindaron y se inculparon entre sí.

El tercer ataque artero a la población se presentó la semana pasada en tres momentos, en sendas regiones y por motivos diferentes: 1) Jalisco-Guanajuato, para evitar detenciones de líderes criminales del CJNG (Cartel Jalisco Nueva Generación); 2) Cd. Juárez, por pugnas intercriminales en el penal, y 3) Baja California, por aparente cobro de piso al transporte público.

Preocupa, afirmó, que las bandas delincuenciales recurran ahora como primer recurso al ataque directo a la población civil, en bienes muebles e inmuebles privados. Es un cambio cualitativo en el comportamiento criminal, que no se puede normalizar.

Se trata de la última frontera de la gobernabilidad que un Estado democrático debe permitir cruzar.

“La violencia criminal, sea ideológica, religiosa, política o criminal, tiene tres propósitos básicos: una demostración primaria de fuerza ante el Estado; una erosión de la legitimidad de los Gobiernos que la enfrentan, y un sometimiento y desmovilización de la sociedad civil”.

“En la coyuntura de una sucesión presidencial en puerta y en la geopolítica de un vecino asediado por el terrorismo internacional, la violencia criminal doméstica no se puede convertir en un jugador preponderante o en el cisne negro que abra la puerta por la derecha a la desestabilización o al polkismo golpista”, indicó.

Visiones opuestas en este juego de inestabilidad y violencia que vive México.

…rvizcainoa@gmail.com  / Twitter: @_Vizcaino / Facebook / https://www.facebook.com/rvizcainoa

Comment here

Accesibilidad