COLUMNASRoberto VizcaínoTras la puerta del poder

Tras la Puerta del Poder| Un plan de desarrollo turístico con fuerte influencia neoliberal el de Monreal para 2024-2030

232 Vistas

Roberto Vizcaíno

SemMéxico, Ciudad de México, 25 de agosto del 2022.- El Proyecto de Nación, en su sección de Turismo, del precandidato presidencial Ricardo Monreal, no se anda por las ramas del populismo de la 4T, y de entrada prevé sustituir a la Secretaría de Turismo por una Comisión Mexicana de Turismo, que a su vez contaría con un Consejo Ejecutivo integrado por empresarias, empresarios, académicas, académicos, grupos financieros y representantes subnacionales que funcionaría como un Consejo de Administración, para generar reciprocidad y compromiso de las partes para garantizar el desarrollo integral del sector.

Presentado ayer por el propio Ricardo Monreal ante el sector turístico de Acapulco, acompañado por una decena de senadoras, senadores y diputados federales, varios de ellos de otros partidos, el zacatecano insistió en que a pesar del maltrato recibido, de no haber piso parejo, y de ser el precandidato no-reconocido en la contienda, él continuará adelante con su intención de ser el Presidente de la Reconciliación.

Con eso arranca su Proyecto turístico de 30 puntos que además contempla la sustitución de FONATUR por el Centro de Infraestructura Turística (CINFRATUR), que se encargaría del desarrollo de nuevos destinos y una política de inversión planificada.

Su propuesta contempla igual incrementar la inversión anual en el sector turístico por arriba del 1 por ciento del PIB nacional para dar certidumbre a la inversión privada tanto nacional como internacional para atraer capitales.

Monreal buscaría a su vez la creación de un órgano descentralizado de promoción turística denominado “Destino México”, que operaría como el motor para el crecimiento del ramo y  como coordinador de los esfuerzos de los estados dentro de una verdadera estrategia de atracción de mercados, asumiendo la rectoría de creación de contenido digital, impreso, filmográfico, televisivo, editorial, museístico, entre muchos otros canales para articular un mensaje consistente de la imagen del país en el mundo. Destino México, dijo, se fondearía con el 60 por ciento del actual DNI, mismo que será revisado para equipararlo al cobro en otros países, permitiendo una mayor recaudación, etiquetada para Destino México y el INM.

Bajo su mandato, el Estado mexicano otorgaría certidumbre a las inversiones en ese y los otros sectores. Esta certidumbre y el buen uso de los recursos públicos no se explica sin la participación de las y los empresarios y prestadores de servicios turísticos.

Esa certidumbre estaría, dijo, acompañada por la armonía y paz social vía la aplicación de una estrategia de seguridad pública que erradique la violencia del crimen organizado de los centros turísticos. Tres son, agregó, las condiciones básicas de cualquier destino turístico: seguridad, infraestructura y servicios de calidad. Para ello habrá que desarrollar e incrementar la presencia de la policía turística a fin de generar entornos seguros para visitantes y habitantes de nuestros destinos turísticos nacionales, con plena coordinación con Guardia Nacional.

Sería además necesaria la inversión en grandes obras de infraestructura urbana y de servicios en los polos turísticos para facilitar el acceso a destinos emergentes y mantener la competitividad de los destinos turísticos consolidados. Para ello deberá haber un programa sostenido de inversión en obras y servicios públicos de calidad y coordinación adecuada con SCT, SHCP y Economía.

Se debe asimismo apostar al desarrollo de un nuevo polo turístico del nivel de Acapulco, Cancún, Riviera Maya, Los Cabos, entre otros, y la modernización de éstos. No se puede permitir que las joyas turísticas envejezcan; que guarden su esencia, sí, pero envejecer jamás.

Se impulsaría la construcción, y operación de nuevos recintos feriales en la Ciudad de México en la zona centro y plazas como Manzanillo, Coatzacoalcos, Huatulco, Ensenada o en otros destinos que lo requieran.

En materia de seguridad, dice, es necesario el fortalecimiento de la Guardia Nacional, y analizar la viabilidad de crear una Policía Turística a nivel federal que tenga como principal propósito generar entornos seguros para visitantes y habitantes de municipios como Acapulco.

Todo eso estaría vinculado a una mejoría de los servicios migratorios y consulares, especialmente combatiendo la corrupción y el abuso de poder que puede inhibir las visitas, acortar las estancias y evitar que regresen a nuestro país las y los viajeros internacionales.

Iniciaría un programa nombrado “Amiga y amigo viajero”, para ofrecer paquetes para turistas nacionales y extranjeros que realicen visitas a fin de garantizarles descuentos y otros beneficios que los incentiven a seguir recorriendo México.

Y para incentivar al turismo nacional, se trabajaría en conjunto con las y los empresarios del turismo y las líneas aéreas, en un plan para que en seis años se logre que las niñas, los niños y los jóvenes mexicanos viajen por el país.

A fin de garantizar mejorar los ingresos de la población que depende del turismo, se propone que, a la par que se mejoran los servicios, se implementen programas de capacitación en el uso de nuevas tecnologías, servicio al cliente, idiomas, entre otras áreas.

De igual manera habría programas para el mantenimiento de Parques Naturales que inviten a las y los visitantes a actividades de reforestación y otras similares que mejoren nuestro entorno en armonía con las comunidades locales.

De llevarse a cabo estas acciones, dijo, para el año 2030, al final de su mandato, los ingresos del sector turístico crecerían hasta en un 50 por ciento, y se pasaría de la segunda a la primera fuente de divisas para nuestro país.

Y se generarían al menos 2 millones de nuevos empleos para lograr un turismo sustentable.

Su proyecto contempla apoyar a quienes invierten en la creación de infraestructura, fortalecer el Estado de derecho para que tengan certeza jurídica sobre sus inversiones y en cada uno de sus proyectos, así como otorgarles facilidades financieras para poder desarrollar sus proyectos.

Junto a todo lo anterior. Monreal buscaría recuperar la categoría 1 de la seguridad aérea para México y ampliar la infraestructura aeroportuaria a través de la creación centros aeroportuarios concesionados al sector privado, para aumentar la conectividad en las zonas donde los estudios técnicos y los requerimientos así lo ameriten y permitan.

O sea, un proyecto que daría un vuelco al sector turístico con una nueva política en el sector absolutamente neoliberal.

Nada que continuar de la 4T y sí mucho que rescatar de otros tiempos.

…rvizcainoa@gmail.com  / Twitter: @_Vizcaino / Facebook / https://www.facebook.com/rvizcainoa

Comment here

Accesibilidad