Internacional

Una clínica móvil posibilitará el aborto en EEUU a las mujeres que vivan cerca de las fronteras de varios estados republicanos

320 Vistas

Un grupo de mujeres participa en la Marcha y Manifestación de Mujeres por la Justicia del Aborto frente al Capitolio Estatal en Austin, Texas.  Sergio FLORES / AFP

La asociación Planned Parenthood lanzará a finales de año la primera unidad móvil para permitir el acceso de las mujeres a este derecho.

Se ubicará en la frontera de Illinois con Misuri.

Manuel Ruiz Rico

SemMéxico/Público, Washington, 16 de octubre, 2022.- La ofensiva conservadora contra el aborto en Estados Unidos está provocando una respuesta en defensa de este derecho no sólo en el ámbito político o jurídico de los estados más progresistas, sino también mediante acciones de colectivos sociales.

 La asociación Planned Parenthood (en inglés, Planificación Familiar) va a poner en marcha antes de que acabe el año una unidad móvil para abortar que se desplazará a la frontera de los estados que hayan legislado en contra de este derecho. Será la primera unidad de este tipo que exista en Estados Unidos.

Planned Parenthood pondrá en marcha este servicio en el sur del estado demócrata de Illinois, que hace frontera, entre otros territorios, con Wisconsin, Misuri y Kentucky, zonas que han aprobado legislaciones ultrarrestrictivas sobre el aborto. De este modo, las mujeres que habiten en ellas solo tendrán que cruzar la frontera hacia Illinois para ser atendidas. Arkansas y Tennessee tampoco están lejos del sur de Illinois, por lo que sus mujeres podrán beneficiarse también por la presencia de la clínica móvil.

La asociación ha justificado su lanzamiento en este dato: en los 100 días transcurridos desde la sentencia del Supremo, el centro de salud de Planned Parenthood en la localidad de Fairview Heights, a unos 32 kilómetros de la frontera entre Illinois y Misuri, «ha experimentado un aumento del 30% en cuanto a las visitas de mujeres para abortar, los tiempos de espera para las citas de aborto pasaron de cuatro días a dos semanas y media, y las pacientes procedentes de fuera de esa zona biestatal entre Misuri e Illinois aumentaron en más de un 340%», aseguró su presidenta, Yamelsie Rodríguez, en el acto de presentación de la unidad móvil el pasado 3 de octubre.

«Este incremento ha sido tan rápido y pronunciado que ha sorprendido hasta a la propia organización y a esto nos referimos cuando decimos que eliminar el aborto no va a eliminar la necesidad de un aborto», añadió.

La instalación móvil incluirá una pequeña sala de espera, un laboratorio y dos salas de examen. En un primer momento, ofrecerá abortos con medicamentos hasta las 11 semanas de gestación para, en una segunda fase, ofrecer ya abortos quirúrgicos, probablemente a partir del próximo año, según la asociación.

La legislación antiabortista está vigente en 15 estados

Tras la sentencia de junio del Tribunal Supremo en la que se derogó este derecho en el ámbito federal (un derecho que la propia corte había establecido en 1973 en un fallo sobre la cuestión), 15 estados del país se han apresurado a aprobar normativas para restringir o vetar en la práctica el acceso al aborto.

En enfoque general en esos estados ha sido el de prohibir ese derecho y sólo despenalizarlo si a posteriori los profesionales sanitarios demuestran que el aborto practicado era necesario para salvar la vida de la mujer o que ésta había sido violada o víctima de un incesto.

Estas leyes han dividido al país en dos entre los estados donde esta práctica es legal y los que no. Esto ha convertido a Illinois en un estado refugio para el aborto puesto que está rodeado o se encuentra cerca de varios estados con legislaciones antiaborto.

«Nos situamos en la brecha creada por los políticos y garantizamos que todas las personas puedan acceder a la atención sanitaria que merecen, independientemente de su lugar de residencia», asegura Rodríguez.

Planned Parenthood asegura que no descarta ampliar el número de unidades móviles en el futuro, aunque eso dependerá del éxito de esta primera. En la extensión de esta estrategia baraja colaborar con otros colectivos. De hecho, otra organización, Just the Pill (Sólo la píldora), ha anunciado también su intención de ofrecer servicios de aborto con medicamentos en clínicas móviles a pacientes de los estados ubicados en el llamado medio oeste de EEUU, precisamente la zona donde se ubicará la clínica móvil de Planned Parenthood.

«Estamos tratando de trabajar juntos para hacer frente al aumento exponencial del número de pacientes que viajan desde estados prohibidos a lo que llamamos estados refugio para recibir atención al aborto», aseguró la semana pasada Yamelsie Rodríguez en una entrevista esta semana con la radio pública NPR. «En un momento así todos tenemos que ponernos manos a la obra», añadió.

@MANUELRUIZRICO

Comment here

Accesibilidad