Ejecutivo

Uno de cada dos embarazos en el mundo no son intencionados: UNFPA

585 Vistas
  • Los embarazos no deseados han desencadenado una crisis de Derechos Humanos, especialmente en los países que prohíben la ILE
  • Se presentó hoy el informe de la población mundial, llamado “Visibilizar lo invisible. La necesidad de actuar para poner fin a la crisis desatendida de los embarazos no deseados”.

Azul Guizar

SemMéxico. Cd. de México. 30 de marzo de 2022.- En el mundo hay cerca de 121 millones de embarazos no deseados cada año, esto quiere decir que uno de cada dos embarazos se produce en mujeres que no eligieron afirmativamente la maternidad, que no eligieron el embarazo, con esa pareja o en esas circunstancias, dio a conocer esta mañana el Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA) en la presentación del informe “Visibilizar lo invisible. La necesidad de actuar para poner fin a la crisis desatendida de los embarazos no deseados”.

En una conferencia de prensa, Virginia Camacho, Asesora Regional del UNFPA en Salud Sexual y Reproductiva explicó que este informe lo que busca es dar cuenta si el mundo valora a las mujeres más allá de sus capacidades reproductivas, dijo que el documento trata de lo que sucede antes de un embarazo, la información que no se recibe, los anticonceptivos que no se usan, la conversación que no se tiene entre los miembros de la pareja.

Detalló también que, en el Informe, se aborda la hostilidad y desinformación sobre el uso de anticonceptivos que socava la propiedad de las mujeres sobre sus propios cuerpos y finalmente se trata también de los costos intergeneracionales incalculables que soportan las mujeres, las niñas, las familias, las comunidades y los países en el mundo.

El costo de los embarazos no intencionados

El costo de los embarazos no intencionales para las mujeres y las niñas es muy alto. El informe señala que los nacimientos no planificados pueden conducir a la interrupción de la escuela y a una menor participación de las mujeres en la fuerza laboral.

Asimismo, los partos no planificados tienen mayor riesgo de depresión en el postparto. el documento dice que los embarazos no planificados están relacionados con los peores resultados de salud para las mujeres y sus hijos y recalca que el aborto inseguro es uno de los principales contribuyentes a la movilidad y muerte materna.

Afortunadamente a nivel mundial la tasa de embarazos no deseados ha disminuido en los últimos 30 años. Análisis recientes descubren que las altas tasas de embarazos no intencionales se correlacionan con niveles más bajos de Desarrollo Social y económico.

Embarazos no deseados y aborto

Por otra parte, la doctora Virginia Camacho explicó que las tasas de embarazo no deseado tienden a ser más bajas en países con leyes de aborto más liberales en cooperación con aquellos con leyes más restrictivas. En los países de ingreso bajo y mediano no se demostró que las leyes de aborto restrictivas redujeran el recurso del aborto y entre los países de más alto ingreso, en aquellos con leyes de aborto liberales, una proporción menor de embarazos no deseados resultó en abortos en comparación con aquellos con leyes de respectivas.

Una crisis invisible

El documento señala que se trata de una crisis la de los embarazos sin quererlos o intencionados es un asunto que no se puede reducir solamente a la responsabilidad personal moral o de comportamiento, también es un tema que tiene que ver con decisiones políticas y de desarrollo nacional.

“También recordemos que todo anticonceptivo en mayor o menor grado tiene una tasa de fracaso y la abstinencia sexual no es una garantía. En nuestra región de América Latina, la abstinencia periódica es muy importante y entre las mujeres que dependen de ella para la anticoncepción el 40 por ciento interrumpe su uso en un plazo de 12 meses. Esto no es menor. En pocas palabras esencialmente todas las mujeres en edad fértil pueden experimentar un embarazo no deseado o un embarazo no intencional. El embarazo no esperado es causa y efecto de la discriminación de género y de las restricciones a la agencia y a la autonomía corporal de las mujeres tiene que ver con la decisión con la capacidad de tomar decisiones libres en las mujeres y en las niñas y adolescentes” dijo la doctora Camacho.

La experta señaló también que la reducción de las tasas de embarazos no deseados nos va a ayudar a lograr los Objetivos de Desarrollo Sostenible al aumentar la agencia y la capacidad de las mujeres y niñas en desarrollar su potencial y esto puede mejorar los resultados para sus familias y para la sociedad en general.

El papel de los hombres

El papel de los hombres en el combate de estos embarazos “que no se pensaron” o “no se quisieron es muy importante, porque los hombres juegan un rol significativo ya que alrededor una cuarta parte de las mujeres no pueden decir si quieren o no tener relaciones sexuales o decidir sobre recibir atención médica o utilizar métodos anticonceptivos. 

El uso de anticonceptivos es un 53 por ciento más bajos en las mujeres sobrevivientes de violencia doméstica porque tienen el doble de probabilidades de que una pareja se niegue a usar métodos anticonceptivos y el doble de probabilidades de poder informar sobre un embarazo no deseado. 

El informe señala que las mujeres siguen asumiendo la carga de la reproducción, por ello, los hombres deben empoderarse para poder hacer lo mejor para que su participación sea mayor en términos de igualdad y de equidad en las relaciones.

El UNFPA destaca que el embarazo no intencional es una crisis de derechos humanos. Cuando el embarazo no intencional tiene lugar, puede desencadenar toda una serie de consecuencias y costos que probablemente dure toda la vida tanto para las madres, los hijos, las familias y las comunidades. Muchos de estos costos se deben y se pueden calcular ya que los embarazos no intencionales suponen miles de millones de dólares.

La recomendación del Fondo de Población para evitar este tipo de situaciones es la prevención, la cual, debe continuar siendo una prioridad.

“El embarazo debe ser algo que se aspira y no es algo inevitable y para que así sea debemos garantizar el empoderamiento de las mujeres y de las niñas para que puedan decidir con convicción sobre su vida sexual, de la maternidad y el empoderamiento. Podemos lograrlo a través de una serie de intervenciones de acción como garantizar el acceso a un mayor número de métodos anticonceptivos y acceso universal a una atención de calidad en salud sexual y reproductiva incluido los contextos humanitarios, acceso universal a la educación integral de la sexualidad y aumentar el acceso a oportunidades tanto de educación y empleo para mujeres y niñas para que puedan empoderarse tomar decisiones informadas.

Comment here

Accesibilidad